Sudden Cardiac Arrest advice

¿Quién tiene riesgo de PCS/MSC?

Por desgracia, cualquiera puede sufrir una parada cardíaca súbita o muerte súbita cardíaca (PCS/MSC). La PCS/MSC es imprevisible y puede ocurrirle a cualquiera, en cualquier momento y lugar, incluso a los adolescentes. Aunque una enfermedad cardíaca previa es una causa frecuente de parada cardíaca, muchas víctimas nunca han tenido un problema cardíaco. El riesgo aumenta con la edad.

Sin un tratamiento inmediato, solo el 5%-10% de las personas sobrevive a una PCS/MSC. Sin embargo, se han obtenido tasas de supervivencia superiores al 50% en los lugares en los que se han implantado con éxito programas de acceso público a la desfibrilación precoz mediante la instalación de Desfibriladores Externos Automáticos (DEA) de fácil acceso. Las tasas de supervivencia pueden aumentar aún más cuando la persona recibe tratamiento en los tres minutos siguientes a la parada cardíaca.

En la mayoría de los casos, la parada cardíaca súbita (PCS/MSC) surge sin síntomas previos. Sin embargo, los siguientes factores de riesgo aumentan la posibilidad de padecer una PCS/MSC:

  • Episodio(s) previo(s) de PCS/MSC:
    • Un episodio previo a menudo predice otro. La prevención es fundamental para la supervivencia.
  • Ataque cardíaco previo o infarto de miocardio: Un ataque cardíaco lesiona el músculo cardíaco y puede producir ritmos cardíacos anormales (arritmias). Puede parecer que el corazón está desbocado, o latiendo fuera de ritmo. A veces no hay síntomas, aunque algunas arritmias son potencialmente mortales y pueden causar PCS/MSC.
  • Insuficiencia cardíaca El término "insuficiencia cardíaca" se refiere a un complejo conjunto de síntomas y hallazgos físicos (o síndrome) causados por la incapacidad del corazón para satisfacer las demandas del organismo.
  • Fracción de eyección (FE) igual o inferior al 40%: la fracción de eyección es la proporción, o fracción, de sangre bombeada fuera del corazón con cada latido. La fracción de eyección normal es igual o superior al 55%. El médico puede realizar una prueba sencilla como una ecocardiografía, que crea una película en movimiento en la que se muestra cómo bombea el corazón y se mide la FE. Si la FE es anormalmente baja, como consecuencia de un ataque cardíaco previo o de insuficiencia cardíaca, quizá se necesiten más pruebas para comprobar si existe un ritmo cardíaco anormal.
  • Ritmos cardíacos anormales: Si la fracción de eyección es igual o inferior al 40% se necesitan más pruebas para verificar el riesgo asociado al trastorno del ritmo. Si la arritmia cardíaca aparece y desaparece, existen monitores especiales que Vd. puede llevar encima para registrar la actividad eléctrica del corazón.
  • Antecedentes de enfermedad cardíaca o de trastornos del ritmo cardíaco.
  • Antecedentes familiares de PCS/MSC.
  • Episodios de desvanecimientos inexplicables o sincopes.

Factores de riesgo de muerte cardíaca súbita extrahospitalaria (directrices de la Sociedad Europea de Cardiología)

Factores de riesgo no modificables
Factores de riesgo modificables
Edad
Sexo masculino
Antecedentes familiares de enfermedad coronaria
Factores genéticos
Tabaquismo
Hipertensión
Aumento del colesterol LDL
Diabetes mellitus
Obesidad


 

Consulte a su médico
Si Vd. o algún ser querido tiene algún factor de riesgo de muerte súbita cardíaca, consulte a su médico. Su médico puede facilitarle los siguientes pasos y opciones de tratamiento. Él le informará acerca de sus factores de riesgo. Pregúntele si sería conveniente que le enviara a un especialista del ritmo cardíaco.

Un especialista del ritmo cardíaco es un cardiólogo que diagnostica y trata las arritmias - latidos cardíacos demasiado lentos, demasiado rápidos o irregulares - que pueden provocar una parada cardíaca súbita.

El conocimiento y el control proactivo de la salud de su corazón pueden significar la diferencia entre una supervivencia prolongada, una enfermedad cardíaca progresiva no controlada y la muerte.

Medtronic Ibérica ofrece este sitio web
y su contenido exclusivamente para fines de información general.